Gastroenterología

El servicio de Gastroenterología del Centro Nacional de Cirugía de Mínimo Acceso acumula una experiencia en procederes endoscópicos de más de 15 años. Este colectivo, constituido por un grupo de profesores y especialistas formados en la escuela cubana de gastroenterología y endoscopia digestiva y avalados por cursos y entrenamientos en varios centros de alto nivel en la especialidad en el mundo como: el North Tyneside General Hospital de Newcastle en Inglaterra, la Jichi Medical School, Toho University Omori Hospital y National Cancer Center de Japon, Clinica Quiron y Universidad Autonoma de Barcelona, Universidad de Tuebingen de Alemania, el Hospital Clinic y el St Creu et Sau Pau y Val de Hebron de Barcelona, España y el Hospital das Clinicas, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo, Brasil; ha realizado en este período un total de 39 426 estudios a través de las diferentes técnicas endoscópicas, siendo pionero en la introducción de novedosas técnicas diagnósticas y terapéuticas en la endoscopia del aparato digestivo en el país.

Estenosis Benignas y Malignas del Esófago

La estenosis esofágica es un estrechamiento en cualquier lugar del esófago que ocasiona dificultad u obstrucción para el paso de los alimentos hacia la cavidad gástrica, definido como disfagia.
Debido a su causa puede definirse como:

Benigna: esofagitis péptica, esofagitis cáustica, esofagitis medicamentosa, esofagitis infecciosa e iatrogénica. Por lo general de instalación lenta o caprichosa, antecedentes de enfermedades o accidentes previos.

Maligna: obstrucción por crecimiento de lesiones de tipo neoplásicas dentro de la luz esofágica, pueden ser, concéntricas, exofíticas, o provenientes de la pared muscular o submucosa. Por compresión o invasión de proceso mediastinal. De instalación gradual, progresiva primero a sólidos, luego a líquidos hasta su oclusión total, acompañado de pérdida de peso y otros síntomas generales.

Equipo médico:
Dr.C. Julián Francisco Ruiz Torres
Dr.C. Raúl Antonio Brizuela Quintanilla
Dr. Jorge L. García Menocal

Contactar a: tursalud@cce.sld.cu

Extracción de Cuerpos Extraños del Sistema Digestivo

La ingestión de cuerpos extraños ocurre con una mayor frecuencia en el tractus digestivo superior (esófago, estómago o duodeno, por ese orden), pero también puede verse en intestino delgado, colon o recto.
La sintomatología va a estar dado por la naturaleza del objeto, su localización, vía de entrada y tiempo de ocurrido el hecho de su introducción en el organismo. Del total de cuerpos extraños ingeridos, se calcula que alrededor del 80% son eliminados espontáneamente por las heces ya que pasan sin dificultad por el tracto digestivo. Según las distintas series publicadas, la extracción mediante endoscopio se realiza en alrededor del 19% de los casos, y solamente sería necesaria la extracción quirúrgica en el 1% de las ocasiones.
Por lo general son partículas de comida. La carne es el agente responsable más común, ya sea porque se trate de un trozo demasiado grande para pasar por un esófago normal, o porque, aun siendo de tamaño pequeño, haya quedado detenido en un obstáculo patológico, como podría ser una estenosis, un tumor, una angulación o una acodadura.

Clasificación. Según su localización.

Tracto digestivo superior (TDS): Esofágicos, gástricos o duodenales
Tracto digestivo medio (TDM): Intestino delgado, posterior a la 2da porción duodenal hasta la válvula ileocecal
Tracto digestivo bajo (TDB): Colon y recto

Equipo médico:
Dr.C. Julián Francisco Ruiz Torres
Dr.C. Raúl Antonio Brizuela Quintanilla
Dra.C. Vivianne Anido Escobar
Dr. Jorge L. García Menocal
Dr.C. Felipe Neri Piñol Jiménez
Dr. Norberto Alfonso Contino
Dra. Elizabeth Montes de Oca Megias
Dra. Mildred Cecilia Armenteros

Contactar a: tursalud@cce.sld.cu

Hemorragia Digestiva Cirugía

La hemorragia digestiva se define como la pérdida de sangre procedente del aparato digestivo. Es una de las urgencias médicas más frecuentes siendo responsable de gran número internamientos, con una mortalidad que oscila entre un 5 y un 20%, variando en función de diferentes factores, especialmente la cuantía del sangrado, su origen, la edad del paciente y otras patologías asociadas.
La hemorragia digestiva, según se origine por encima o por debajo del ángulo de Treiz, se clasifica en hemorragia digestiva alta (HDA) o hemorragia digestiva baja (HDB).
El tratamiento específico sobre la lesión sangrante va encaminado a cohibir la hemorragia activa y a evitar la recidiva, dividiéndola según su origen en variceal si depende de varices esofágicas o gástricas y no variceal si esta ocasionada por el resto de lesiones en este trayecto.

Equipo médico:
Dr.C. Julián Francisco Ruiz Torres
Dr.C. Raúl Antonio Brizuela Quintanilla
Dra.C. Vivianne Anido Escobar
Dr. Jorge L. García Menocal
Dr.C. Felipe Neri Piñol Jiménez
Dr. Norberto Alfonso Contino
Dra. Elizabeth Montes de Oca Megias
Dra. Mildred Cecilia Armenteros

Contactar a: tursalud@cce.sld.cu

Lesiones benignas y malignas precoces del Sistema Digestivo

Las lesiones benignas, malignas y malignas precoces del tractus digestivo superior no son infrecuentes en la práctica médica diaria. Es muy común que durante el acto de una endoscopia se nos presente este tipo de lesiones, o un paciente nos llegue con un cuadro clínico que nos haga sospechar la presencia de estos, o nos sea enviado de otro centro asistencial para el completar el estudio de una lesión determinada o realizar terapéutica endoscópica.
Las mismas pueden presentarse desde el punto de vista morfológico por endoscopia de la siguiente manera.
Lesiones inflamatorias, lesiones polipoideas, lesiones de tipo elevada, divertículos, tumoraciones que ocupan la luz y compresiones extrínsecas de órganos vecinos.
Su presentación clínica es diversa que van desde un cuadro asintomático hasta episodios de sangramiento y obstrucciones.
Para su mejor abordaje se dividirán según su localización en el tractus digestivo superior y por su carácter morfológico en benignas y malignas.

Equipo médico:
Dr.C. Julián Francisco Ruiz Torres
Dr.C. Raúl Antonio Brizuela Quintanilla
Dra.C. Vivianne Anido Escobar
Dr. Jorge L. García Menocal
Dr.C. Felipe Neri Piñol Jiménez
Dr. Norberto Alfonso Contino
Dra. Elizabeth Montes de Oca Megias
Dra. Mildred Cecilia Armenteros

Contactar a: tursalud@cce.sld.cu

Lesiones Benignas No Litiásicas de la Vía Biliar

Las lesiones benignas no litiasicas de la vía biliar principal en su mayoría pueden ser producidas en el transcurso de diversas intervenciones intrabdominables de cirugía hepatobiliar y gastroduodenal (iatrogénicas), su incidencia ha aumentado en la última década después de la introducción de la colecistectomía laparoscópica ascendiendo hasta alrededor de 0.4 %. A pesar de esto se han identificado otras afecciones capaces de obstruir el libre flujo de la bilis al duodeno como lo son los cuerpos extraños (parásitos), las compresiones externas, post-inflamatorias y congénitas y se ha hecho énfasis sobre los distintos aspectos técnicos para su terapéutica.

Pacientes enviados para estudio y tratamiento de ictericia con diagnóstico o sospecha de lesiones benignas no litiasicas de la vía biliar como lo son; lesión post-quirúrgica de vía biliar, según clasificación de Bismuth y de Ballesta, fistulas bilio-digestivas, presencia de cuerpos extraños (parásitos), compresiones extrínsecas, estenosis post-inflamatorias biliares y pancreáticas y congénitas).

Equipo médico:
Dr.C. Julián Francisco Ruiz Torres
Dr.C. Raúl Antonio Brizuela Quintanilla
Dr. Jorge L. García Menocal
Dr. Norberto Alfonso Contino

Contactar a: tursalud@cce.sld.cu

Íctero Obstructivo Maligno de la Vía Biliar

Los tumores de vías biliares son infrecuentes, y constituyen menos del 2 % de todos los tumores. Se diagnostican de forma casual o tardía y su tratamiento generalmente resulta difícil, por lo que su pronóstico depende más de su evolución natural que de las opciones terapéuticas utilizadas.
Actualmente, se dividen según su localización en: tumores de la vesícula biliar, de la ampolla de Vater y de la VB principal. Los tumores proximales de la VB afectan al tercio superior, es decir, a la convergencia de los canales biliares derechos e izquierdos con el conducto hepático común, justo hasta la inserción aparente del conducto cístico, utilizándose muchos sinónimos para referirse a ellos: colangiocarcinomas, cánceres de la confluencia biliar superior, estenosis maligna de la confluencia, tumor de Klatskin, cáncer del hilio, entre otros.

Equipo médico:
Dr.C. Julián Francisco Ruiz Torres
Dr.C. Raúl Antonio Brizuela Quintanilla
Dr. Jorge L. García Menocal
Dr. Norberto Alfonso Contino

Contactar a: tursalud@cce.sld.cu

Cáncer de las Vías Biliares Extrahepáticas No Resecable

Los pacientes con cáncer de las vías biliares extrahepáticas no resecable tienen un cáncer que no puede ser eliminado en su totalidad por el cirujano. Estos pacientes representan a la mayoría de los pacientes con cáncer de las vías biliares. A menudo el cáncer invade directamente la vena porta, el hígado o se extiende a lo largo de las vías biliares comunes a los ganglios linfáticos adyacentes. Resulta poco común la diseminación a otras partes del cuerpo, pero ocurren metástasis intraabdominales, particularmente peritoneales. En este estadio, el manejo del paciente se concentra en la paliación.

Equipo médico:
Dr.C. Julián Francisco Ruiz Torres
Dr.C. Raúl Antonio Brizuela Quintanilla
Dr. Jorge L. García Menocal
Dr. Norberto Alfonso Contino

Contactar a: tursalud@cce.sld.cu

Afecciones Pancreáticas Tributarias de Tratamiento Endoscópico

Pancreatitis aguda.

La pancreatitis aguda biliar es un proceso inflamatorio agudo reversible del páncreas originado por obstrucción del fluido pancreático, debido a la presencia o al paso de litiasis a través del orificio ampular proveniente del arbol biliar. La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica permite el tratamiento etiológico con un cambio en la evolución del paciente. Es un proceder de urgencia relativa. En este estadio, el manejo del paciente se concentra en la paliación.

Pancreatitis crónica.

La pancreatitis crónica es un proceso inflamatorio crónico irreversible del páncreas que comporta la formación de fibrosis y la destrucción del tejido con funciones exocrinas y endocrinas. La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica permite evaluar el estado de los conductos biliares y pancreáticos con alta sensibilidad y especificidad.

Equipo médico:
Dr.C. Julián Francisco Ruiz Torres
Dr.C. Raúl Antonio Brizuela Quintanilla
Dr. Jorge L. García Menocal
Dr. Norberto Alfonso Contino

Contactar a: tursalud@cce.sld.cu